Mostrar menú secundario

El Ayuntamiento de Logroño comienza la plantación de flor de la temporada de invierno

05
Nov
2021
José Manuel Zúñiga_concejal de Medio Ambiente(1)

El Ayuntamiento de Logroño ha comenzado la plantación de flor de la temporada de invierno, que se prolongará hasta aproximadamente el mes de abril, dependiendo de la durabilidad de cada especie. De forma paulatina se van sustituyendo las flores que aún quedan de la temporada de verano a medida que se aprecia su deterioro y se plantan las flores nuevas, que proceden del Vivero Municipal. En total, durante esta campaña de plantación invernal se colocarán más de 50 000 plantas de flor en los alrededor de 300 parterres que hay en la ciudad.

El concejal de Medio Ambiente, José Manuel Zúñiga, ha presentado la campaña de plantación de flores de invierno en la ciudad, que ha empezado recientemente con la colocación de las primeras especies. Esta temporada, el Consistorio plantará en total más de 50 000 plantas de flor producidas en su inmensa mayoría en el Vivero Municipal localizado en la carretera del Cortijo, para embellecer los alrededor de 300 parterres con los que cuenta la ciudad y que ocupan una superficie de 4610 metros cuadrados.

Según ha explicado José Manuel Zúñiga, la previsión es que para la última semana de noviembre solamente se disponga ya de flor de invierno, por lo que durante estas semanas será posible contemplar en las distintas zonas de Logroño begonias y geranios en fase de deterioro compartiendo espacio con brasicas y violas, ya que mientras se van plantando las flores de invierno aún conviven algunas especies de la temporada estival hasta su completa sustitución una vez que se vayan marchitando.

A medida que se observa ese deterioro, las flores de verano se van retirando y se colocan las de invierno, proceso que se efectúa de manera paulatina desde la Unidad de Medio Ambiente. En cada uno de los parterres de la ciudad, se retira la mata de la planta estropeada, se labra el parterre y se aporta algo de compost proveniente de la planta de compostaje del Parque Municipal de Jardinería, planta que se ocupa del tratamiento de los residuos de poda y jardinería. Una vez que se tiene dispuesto el parterre, se deja orearlo y se coloca la planta producida en el Vivero Municipal con la primera flor o echando la primera flor. Cuando se aprecia su decaimiento se van sustituyendo en la siguiente campaña a medida que se advierte ese deterioro, debido a que no todas las plantas aguantan los mismos meses de floración ni tienen el mismo ciclo vegetativo.

Esto se lleva a cabo dos veces al año, en las estaciones de verano e invierno, que son las dos etapas en las que se realiza la plantación de flores en Logroño. El concejal de Medio Ambiente ha señalado que la primera del año, la plantación de la flor de verano, se lleva a cabo en el mes de abril y se prolonga hasta octubre con especies que aguantan mayores temperaturas. La segunda etapa, la plantación de flor de invierno que actualmente realiza el Ayuntamiento, comienza en los meses de octubre-noviembre y se extiende hasta abril con plantas resistentes a las bajas temperaturas características de la época invernal.

La previsión de plantación en esta campaña de invierno comprende catorce especies de flor, que suman en total 50 930 plantas. Se trata de pensamiento mezcla (12 000), viola mezcla (7000), tulipán (7000), caléndula (5000), prímula mezcla (4000), clavel mezcla (3000), pacarete habanero (3000), godetia (2500), brasica (2000), anthirinum (2000), mathiola (1500), miosotis (1000), nemesia (500) y ciclamen (430).

Cambio de flores en la ‘Ñ’

La plantación más significativa del cambio de temporada de flor es la que se realiza en la rotonda de la Ñ del parque San Miguel, en la confluencia de las calles Portillejo y la avenida Club Deportivo. Las flores en dos tonalidades que dibujan tanto la ‘Ñ’ como la bandera de Logroño contigua han comenzado a cambiarse durante esta misma semana. En concreto, la variedad de flor empleada en esta plantación es el pensamiento, en dos colores: blanco (1300 en total) y rojo (800).

El de la ‘Ñ’ es uno de los parterres emblemáticos de Logroño. Se suma a la singularidad de otros dispuestos por distintas zonas de la ciudad, como el que se localiza en la rotonda del Cuarto Puente y en el que se puede leer la palabra Logroño, además del que se sitúa en la calle Chile hacia la salida de la circunvalación, donde se plantarán durante esta temporada de invierno pensamientos rojos y blancos, al igual que en la rotonda de la ‘Ñ’, que dibujan una copa de vino. También en la calle Bretón de los Herreros, al lado de La Gota de Leche, se ubica otro de los parterres considerados especiales, que en este caso posee flores en su mayoría de fuera de Logroño y que son adquiridas por la dificultad de producirlas en la ciudad por las condiciones climáticas, como sucede con las denominadas plantas exóticas, como el banano.