Mostrar menú secundario

El alcalde de Logroño hace un llamamiento a la responsabilidad ciudadana para reducir los contactos y las salidas durante enero

19
Jan
2021

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ante el riesgo de saturación del sistema sanitario, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad ciudadana para que se reduzcan los contactos y la movilidad a lo estrictamente necesario durante el mes de enero.

“Estamos en un momento muy delicado porque el crecimiento de los casos está siendo exponencial y puede existir un riesgo de saturación y colapso del sistema sanitario”, ha advertido.

Las medidas restrictivas que se han tomado, ha indicado, “deben llevar a conseguir los dos objetivos principales, que no haya movilidad y que no haya reuniones si no son estrictamente esenciales, bien porque hay que ir a la escuela o al trabajo. Todo lo demás hay que intentar evitarlo”.

El alcalde, ha destacado que según datos proporcionados ayer por el Ministerio de Sanidad, “el 80% de los contagios se han producido en el ámbito familiar. Por eso, tenemos que apelar a la responsabilidad individual que haga que la gente no se reúna ni en sus casas ni en el ámbito familiar más allá de la unidad de convivencia”.

Tal como ocurrió en la segunda ola, ha indicado, “pensamos que dentro de unos días se podrá regular y bajar esta curva y que la medidas que ha adoptado el Gobierno de La Rioja son adecuadas”, pero, ha aclarado, “si tienen que ser más restrictivas para que no se colapse el servicio sanitario, el Ayuntamiento, en su ámbito de competencia, está para ayudar y poner a disposición del Gobierno de La Rioja todas las unidades de policía, servicios de protección civil, bomberos, etc., para hacer efectivas el cumplimiento de las medidas restrictivas”.

Pablo Hermoso de Mendoza ha indicado que espera que pasando estos quince días se puedan tener datos más esperanzadores pero, ha reiterado, “mientras tanto, tenemos que seguir las instrucciones y restricciones que se han fijado”.

El alcalde ha manifestado que está preocupado por los datos porque en Logroño y su área metropolitana están creciendo mucho. “Estamos ante un gran problema es de salud pública”. Por eso, ha indicado, “la responsabilidad sigue siendo solidaridad”.

Este virus, ha explicado, “afecta a lo más humano, que es la necesidad de reunirnos con otros”. Las reuniones familiares en Navidad han incrementado la tasa de contagios, pero, además, ha resaltado el alcalde de Logroño, “hay actitudes insolidarias, reprobables que, sabiendo lo que estamos sufriendo y que tienen consecuencias como la muerte de personas, sin ninguna conciencia siguen festejando y reuniéndose. Son actitudes muy minoritarias, pero reprobables y sancionables, que el Ayuntamiento condena y hace un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía para que no se lleven a cabo”.