Mostrar menú secundario

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible valora el programa ‘Logroño Calles Abiertas’ y anuncia que se mejorarán de forma inmediata algunas de las actuaciones

29
Sep
2020
calle Fundición con Pérez Galdós 02

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, ha valorado esta mañana el programa “Logroño Calles Abiertas” y ha anunciado que se mejorará de forma inmediata alguna intervención. También ha explicado el retraso que en materia de desarrollo urbano sostenible lleva la ciudad y que el Equipo de Gobierno acelerará este mandato las actuaciones en Logroño.

Logroño declaró en mayo la emergencia para la realización de actuaciones encaminadas a respetar las medidas de distanciamiento interpersonal a través de acciones de urbanismo táctico ligeras, rápidas y de bajo coste, basadas en pintura, balizamiento y mobiliario urbano; una medida rápida de ejecutar cuyo objetivo ha sido ganar espacio público para las personas. Estas actuaciones se enmarcan en la estrategia “Logroño Calles Abiertas”, que adapta la movilidad y el espacio público ante la emergencia sanitaria. Las primeras calles han sido Gonzalo de Berceo, República Argentina, Sagasta, Siete Infantes de Lara, Fundición, Guardia Civil, Vara de Rey y la pacificación del barrio Madre de Dios. También al comienzo del curso se han llevado a cabo intervenciones diversas en el entorno escolar de diversos colegios de Logroño, actuaciones que todavía continúan.

“Logroño Calles Abiertas” actúa en función del Plan de Movilidad Urbano Sostenible (PMUS) redactado en el año 2013 y de acuerdo a las directivas nacionales y objetivos europeos en cuestiones de urbanismo y movilidad.

“Logroño lleva una década de retraso en movilidad sostenible, un tiempo precioso que han aprovechado ciudades de nuestro entorno como Vitoria, San Sebastián o Pamplona, para afrontar cambios en su desarrollo”, ha afirmado el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible. “Logroño debe acelerar con paso firme en esta dirección para acercarnos a los objetivos y retos que se nos plantean, del mismo modo que lo hacen otras ciudades como Pontevedra, Sevilla o Valencia. Nuestro modelo de ciudad, lo hemos dicho desde el primer minuto, pasa porque Logroño crezca con planteamientos basados en un desarrollo urbano sostenible y estamos tomado medidas encaminadas a conseguir este objetivo; tenemos claro que Logroño será una ciudad sostenible o, sencillamente, no será”, ha explicado.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible es consciente de que los cambios cuestan mucho y generan debate en la ciudadanía. Por eso, ha afirmado, “se requiere pedagogía, que es lo que estamos intentando realizar para explicar los criterios de espacio público de las ciudades con ejemplos de otros lugares similares a Logroño”.

En este caso se ha referido a la Semana Europea de la Movilidad, celebrada en Logroño del 16 al 22 de septiembre, que ha abordado cuestiones como la movilidad escolar, activa o ciclista; la intermodalidad o el reparto de última milla. Y ha asegurado que continuará la didáctica para explicar los cambios en una ciudad “donde no se ha hecho nada en la última década”.

Mejoras inmediatas en dos zonas

Jaime Caballero ha valorado las actuaciones realizadas en República Argentina y Gonzalo de Berceo, las considera “necesarias” y ha anunciado que el Equipo de Gobierno las “mejorará de forma inmediata ampliando las zonas de carga y descarga en respuesta a las necesidades logísticas de ambas calles, y si es posible, abordaremos la ampliación de aceras mediante obra civil en el próximo ejercicio presupuestario”.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible ha explicado las reuniones que ha tenido en los últimos meses con comerciantes de diferentes zonas de Logroño y también con vecinos, y ha adelantado que estos encuentros continuarán porque “Logroño tiene que desarrollarse y adaptar su espacio público tras un parón tremendo de una década”.

Las intervenciones de “Logroño Calles Abiertas” continuarán próximamente con dos proyectos que se están desarrollando en estos momentos; se trata de la intervención en Duquesa de la Victoria y en el barrio de San José.

“En el caso de la intervención en el área pacificada de San José hay adelantado un anteproyecto que se ha trabajado con la asociación vecinal del barrio, y en el caso de Duquesa de la Victoria se sigue desarrollando el proyecto para poder licitar los dos primeros tramos de eje ciclista este-oeste que unirán los lirios con el Espolón. En cuanto lo tengamos disponible se hará público para recoger sugerencias de mejora”, ha explicado Jaime Caballero.

Objetivos de “Logroño Calles Abiertas”

‘Logroño Calles Abiertas’ se compone de seis programas de intervención:

Red Peatonal Saludable. Se trata de un conjunto de itinerarios que facilitan la movilidad peatonal, en condiciones de seguridad sanitaria y vial, entre los diferentes barrios y los principales destinos cotidianos en Logroño. Las intervenciones prioritarias se centran en calles con aceras insuficientes. Red Ciclista Saludable. El conjunto de itinerarios ciclistas se despliega en ejes prioritarios y secundarios, con intervenciones pensadas tanto para personas habituadas al uso de la bicicleta (calmado del tráfico) como para quienes se sienten más vulnerables ante el tráfico (vías ciclistas segregadas). Áreas Pacificadas. El calmado de tráfico debe aplicarse también por zonas, adaptando las áreas propuestas por el Plan de Movilidad Sostenible a las nuevas condiciones de seguridad. Mejora de Entornos. Algunos servicios y equipamientos generan desplazamientos y la concentración de personas, y requieren intervenciones puntuales de mejora. Destacan los entornos escolares, donde coinciden el alumnado, sus familiares, el personal docente y no docente de los centros. Apoyo al transporte público. La pérdida de viajeros durante el periodo post-Covid19 se puede paliar mediante el tratamiento de las paradas principales para facilitar la espera y con carriles bus que mejoren la regularidad y fiabilidad del servicio. Adaptación de regulaciones. La ciudad necesita implantar el límite de 30 km/h como referencia en la ciudad, autorizar el contramano ciclista en calles de coexistencia y revisar las fases semafóricas para evitar la acumulación de personas. Finalmente, las propuestas estratégicas y las medidas serán evaluadas y contrastadas con la participación de las personas y grupos interesados, para decidir sobre su adaptación y continuidad.