Mostrar menú secundario

El Pleno del Ayuntamiento aprueba de forma definitiva la modificación de la Ordenanza Municipal de Fomento de la Convivencia para prohibir el botellón

04
mar
2021

El Pleno del Ayuntamiento de Logroño ha aprobado la modificación de la Ordenanza Municipal de Fomento de la Convivencia Ciudadana para prohibir el botellón.

Esta revisión de la Ordenanza se alinea también con los objetivos de la Estrategia Nacional sobre Adicciones (2017-2024) del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, que alerta sobre los riesgos que entraña la normalización del consumo de alcohol entre la población joven. Además, el consumo excesivo de alcohol es el primer problema de salud pública en España y causa un grave daño social.

Esta modificación puntual de la Ordenanza Municipal de Fomento de la Convivencia Ciudadana responde al objetivo de prohibir la práctica del botellón, más allá de las medidas excepcionales anticovid y sus consecuencias.

Para ello, se modifican el artículo 17, referente a la venta y al consumo de alcohol en espacios públicos; el artículo 29, referente a las infracciones referentes a la perturbación de la convivencia ciudadana y a los usos correctos de servicios y espacios públicos; el artículo 33, en el que se define la responsabilidad civil de las acciones; el artículo 34, centrado en la graduación de las sanciones; el artículo 37, referente a las medidas de reinserción social derivadas de las infracciones anteriores; y el artículo 38, que hace referencia al procedimiento de las medidas anteriores.

Participación ciudadana, clave durante todo el proceso

El proceso, que se inició en agosto a propuesta del Equipo de Gobierno, ha contado de forma expresa con la participación activa de la Federación de Asociaciones Vecinales de La Rioja, la Federaciones de Asociaciones Vecinales de Logroño, el Consejo de Juventud de Logroño y el Instituto Riojano de la Juventud, entre otras entidades, para incorporar sus sugerencias.

Tras la aprobación inicial en el Pleno ordinario de diciembre de 2020, con votos en contra de los grupos municipales PP y Ciudadanos, se puso en marcha un proceso de exposición pública de 30 días durante el cual no se han recibido alegaciones por parte de la ciudadanía.